postblog-etograma

¿Qué es un Etograma y para qué sirve?

Seguramente tuviste uno de esos momentos en que tu mascota no se estaba portando del todo bien.

¿ha pasado por tu cabeza la idea de llevarla donde un etólogo o en su defecto un educador canino?

Debes tener en cuenta que antes de empezar a educar o adiestrar a tu perro es fundamental y muy conveniente hacerle a tu mascota un Etograma.

este nos permite conocer su comportamiento natural y las conductas aprendidas hasta el momento, tanto buenas como malas.

¿Que es un Etograma?

El Etograma es simplemente un estudio del comportamiento canino que podemos realizar a lo largo de un tiempo determinado. Para ello, es necesario observar detalladamente al individuo objeto del estudio las 24 horas del día.

Durante este lapso de tiempo podremos conocer y analizar su reacción ante los estímulos habituales de su día a día, y a partir de esta información podemos determinar qué tipo de situaciones le están produciendo estrés, ansiedad, miedo, o, por el contrario, relajación o felicidad.

¿Que nos permite saber un Etograma?

Lograr hacer un buen Etograma es la base fundamental que ayudará al Etólogo o al educador canino a saber cuál es la técnica adecuada para educar a nuestro mejor amigo.

El tiempo aproximado para realizar un Etograma suele rondar las dos semanas.

En este tiempo debemos intentar exponer a nuestro perro a determinados estímulos (presencia de otros perros desconocidos, manipulación física por parte de propios y extraños, cambios en el entorno, competencia por recursos, etc.)

Gracias a estos estímulos podremos observar sus diferentes reacciones y tomar las medidas adecuadas para proseguir con las correcciones.

Todo este trabajo da como resultado una imagen más precisa de su comportamiento.

Teniendo en cuenta estos detalles, estos ayudarán al especialista a entender a nuestro perro y por ende su trabajo será más efectivo.

Gracias a un Etograma podremos identificar:

  1. Las conductas de tu perro que te agradan
  2. Las conductas de tu perro que quieres cambiar
  3. Las distracciones que van a representar dificultades durante el aprendizaje.
  4. Los reforzadores con los que tendrás más éxito
  5. Situaciones que te facilitarán el adiestramiento
  6. Algunas situaciones en las que tienes que poner a prueba el adiestramiento

Elaborar el Etograma de un perro es importante si creemos que debemos corregir en  nuestro mejor amigo algún problema de comportamiento.

Siempre teniendo en cuenta diferenciar y entender las conductas naturales de las que no lo son.

Conclusiones:

Lo ideal, especialmente si observamos que nuestro perro lleva a cabo de forma constante conductas no deseables, es acudir a un especialista.

si puedes acceder a un Etólogo, o en su defecto, un educador canino sería lo ideal.

Acudir a un profesional puede orientarte adecuadamente con pautas específicas para cada caso, bien sea estrés, miedo, ansiedad por separación o frustración.

Esto se recomienda ya que se manejan de forma diferente, e incluso en algunos casos puede llevar a la medicación de tu mascota.

No olvides que un perro bien cuidado, mental y físicamente es un perro más feliz.

Dedicar tiempo a analizar las conductas que le provocan miedo o estrés será muy beneficioso para tratar su comportamiento y guiarle a una vida más social y positiva.

Leave a reply